Cómo redactar el ‘asunto’ de un e-mail promocional

La psicología nos da algunas pistas para saber cómo redactar el ‘asunto’ de un e-mail y conseguir una mayor tasa de lectura. Lograr que invite a abrir y leer el mensaje es su principal cometido.

En la vida de nuestro día a día, cuando conocemos a alguien, determinamos en una décima de segundo o menos si esa persona es digna de nuestra confianza. Es un juicio que realizamos de forma rápida basándonos en su aspecto externo, a primera vista. Sigue leyendo

¿Qué es mejor, captar leads o construir redes sociales?

Cada vez son más las empresas que orientan sus esfuerzos a la producción y distribución de contenidos de interés para su público objetivo, porque han llegado a la conclusión de que es la mejor forma de establecer relaciones fructíferas con él. Sigue leyendo

Cómo escribir blogs de empresa que se lean

Utilizar los blogs como una herramienta de negocios para captar y fidelizar clientes es una idea relativamente nueva que está creciendo de forma exponencial.

Las empresas se están transformando y son cada vez más visibles públicamente, a la vez que toman un tono más personal, más de tú a tú en su comunicación. Éste es un importante paso adelante para las compañías en su conjunto, ya que permite a los clientes conectarse más profundamente con sus marcas favoritas. La conexión emocional siempre triunfa sobre todos las demás motivaciones a la hora de tomar una decisión de compra. Sigue leyendo

Impacta con tu perfil de empresa en redes sociales

De vez en cuando conviene revisar nuestros perfiles en redes sociales para verlos desde una nueva perspectiva, para darles un nuevo aire, para hacer algunas mejoras.

Es importante que nuestras empresas se vean con imágenes e información renovadas, dinámicas y actuales. Los cambios son constantes y nos tenemos que ir adaptando para no quedarnos en el rincón de los olvidos. Mantener al día nuestro perfil de empresa en redes sociales es esencial. Sigue leyendo

Algunos secretos para atraer visitantes de calidad a tu blog

Las personas que atienden un comercio abierto al público deben de ser muy, pero que muy pacientes.

Pensémoslo con detenimiento: debe ser bastante complicado recibir a muchas personas que entran a mirar y que salen sin comprar nada. Si esto ocurre con frecuencia y es un comportamiento mayoritario, el negocio se va al traste.

Sigue leyendo